sábado, 15 de octubre de 2016

MOVIAC EXIGE LA PROHIBICION DE AGROTOXICOS Y LA APROBACION DE LA LEY DE SOBERANIA Y SEGURIDAD ALIMENTARIA Y NUTRICIONAL



La alimentación segura, nutricionalmente adecuada y culturalmente aceptable es un derecho humano reconocido en una diversidad de instrumentos y marcos jurídicos internacionales, no obstante en El Salvador se incumple este derecho; la principal razón es el uso indiscriminado de agroquímicos que provocan graves afectaciones a los recursos naturales y a la salud de la población.

 Por este motivo, en el marco del Día Mundial de la Alimentación, el Movimiento de Víctimas y Afectados y Afectadas por el Cambio Climático y Corporaciones, MOVIAC con la participación de unas 800 personas, la mayoría agricultores y agricultoras procedentes de Cabañas, Usulután, Cuscatlán y Santa Ana, entre otros, se tomaron las calles de San Salvador para movilizarse hasta las instalaciones de la Asociación Nacional de la Empresa Privada ANEP, para denunciar las graves afectaciones que producen los agroquímicos.  José Santos Guevara, Coordinador del MOVIAC, expresó: “Vemos con mucha preocupación que el uso de agroquímicos está afectando gravemente, el agua, el suelo, la biodiversidad, la economía local y la seguridad alimentaria de todo el país”.



por su parte, Silvia Quiroa, Directora de CESTA Amigos de la Tierra dijo:         “El objetivo de esta masiva movilización es denunciar a las corporaciones del agro negocio, pero también exigir a la Asamblea Legislativa la prohibición de por lo menos 53 agroquímicos peligrosos, y la aprobación de la Ley de Soberanía Alimentaria”

Frente a las instalaciones de la ANEP los manifestantes colocaron ataúdes y envases de plaguicida, gritaron consignas y pronunciaron encendidos discursos, “Señores de la ANEP  ustedes son cómplices cobardes de las miles de muertes que ocasionan los agroquímicos en este país, porque ustedes son fieles defensores de las corporaciones que se lucran con el negocio de estos venenos”, expresó uno de los voceros de MOVIAC.

Seguidamente la movilización se dirigió a la Asamblea Legislativa en donde fueron recibidos por una delegación de diputados del FMLN quienes acompañaron con sus firmas, una pieza de correspondencia entregada por MOVIAC para que dicho órgano ejecutiva viabilice la prohibición de los agroquímicos y la aprobación de la Ley de Soberanía Alimentaria.


Pedimos a la Madre Tierra que les de sabiduría para que razonen que nuestras demandas no son únicamente por la vida de nosotros los campesinos e indígenas, es también por la vida de ustedes señores diputados y diputadas. señaló Amadeo Ramos líder espiritual de los pueblos indígenas del occidente del país y también miembro de la Comisión Coordinadora del MOVIAC.




Pieza de Correspondencia entregada en la Asamblea Legislativa

San Salvador, 14 de octubre de 2016.

Señores y señoras
Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático
Honorable Asamblea Legislativa de El Salvador
Presente.

Respetables Diputados y Diputadas:

Nosotros y nosotras, integrantes del Movimiento de Víctimas, Afectados y Afectadas por el Cambio Climático y Corporaciones MOVIAC, nos dirigimos a ustedes para expresarles nuestra profunda preocupación por el impacto negativo en el medio ambiente y en la salud pública que tienen los tóxicos utilizados en la agricultura.


Vemos que el uso de agroquímicos está afectando gravemente, el agua, el suelo, la biodiversidad, la economía local y la seguridad alimentaria de todo el país. No obstante estos daños, uno de los principales problemas es que estos productos tienen impactos profundos en la salud de la población. Las tasas extremadamente altas de insuficiencia renal se atribuyen al uso de agroquímicos. En los últimos años miles de personas han muerto por insuficiencia renal.


El Ministerio de Salud ha investigado y demostrado una relación epidemiológica entre las poblaciones afectadas y las prácticas agrícolas dominantes que incluyen el uso de altas cantidades de agroquímicos. Dicha institución, en un documento publicado el pasado mes de agosto, asegura “que la exposición a pesticidas constituye el verdadero elemento detonante de la tragedia sanitaria que está afectando a las comunidades agrícolas salvadoreñas.”
De igual manera la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos ha manifestado que la prohibición de estas sustancias es la alternativa más idónea y diligente para evitar daños futuros, los cuales pueden llegar a ser irreparables, como es la pérdida de más vidas humanas, defectos congénitos, problemas neurológicos o daños a bienes naturales como el agua, aire, suelo y biodiversidad.

También es de nuestro conocimiento la existencia de un gran número de técnicas y procesos donde la producción agrícola puede realizarse de forma ecológica, siguiendo principios establecidos en la naturaleza sin utilizar químicos tóxicos, lo que significa alimentarnos en forma sana, sin contaminar ni a las personas ni al ambiente y tampoco depender de insumos importados de alto costo.

 En atención a lo anterior solicitamos a la Honorable Asamblea Legislativa que a través de la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático retome la discusión sobre este tema y que supere las observaciones al Decreto  Legislativo 473, que contiene las reformas a la Ley sobre Control de Pesticidas, Fertilizantes y Productos de Uso Agropecuario, aprobado por dicho órgano el 5 de septiembre de 2013, y que fue observado por el entonces Presidente Mauricio Funes. O que en su lugar proceda, al más breve plazo posible, a la emisión de un nuevo Decreto Legislativo que por lo menos contenga la lista de los 53 agrotóxicos considerados en el referido Decreto 473, para que así pueda prohibirse definitivamente estos productos que tanto daño han ocasionado.

De la misma forma solicitamos, a la brevedad posible, que la honorable Asamblea Legislativa apruebe la Ley de Soberanía y Seguridad Alimentaria y Nutricional, que por años diferentes sectores sociales hemos demandado y que por intereses de las corporaciones, no ha sido posible su aprobación. En nuestro país urge una ley que priorice la producción local de alimentos sanos, suficientes y variados, para ello es necesario la disminución de los monocultivos, que además de contaminar a nuestra madre naturaleza disminuye la áreas de tierra para producir alimentos para la población.


Estamos sabedores que, al igual como sucedió en 2013, a dicha prohibición reaccionarán negativamente algunas empresas y gremiales dedicadas a la venta o consumo de estos venenos, pero queremos llamar su atención señores Diputados y señoras Diputadas y con todo respeto recordarles que la vida y salud del pueblo al que ustedes se deben, así como la integridad de la naturaleza, es más importante que las ganancias de las corporaciones dedicadas al comercio de estos productos tóxicos.  


Sin otro particular, aprovechamos la ocasión para enviarles un fraterno saludo.


Atentamente.

Firman grupos pertenecientes al MOVIAC.

La pieza fue recibida por el Diputado José Santos Melara y la Diputada Ana Marina Alvarenga de la fracción del FMLN.





Imágenes de la Marcha dirigiéndose hacia la ANEP




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada